עם חופשי – Am Jofshi – Pueblo libre

7 abr. 2014

עם חופשי – Am Jofshi – Pueblo libre

Tribuna de debate sobre las problemáticas actuales y futuras del pueblo judío, la identidad judía y el movimiento sionista.

La “verdad” ilegitima.
Un manifiesto contra la renuncia al "yo" nacional.

El nacionalismo, plantea el marxismo clásico, es un producto de la burguesía mundial, con el objetivo de destruir la conciencia de clase del proletariado. El imperialismo, por su parte, es lo que Lenin entendió como la fase superadora del capitalismo, y el intento de las elites burguesas para continuar su dominación y explotación de la clase obrera mundial. El proyecto nacional hebreo, el Estado de Israel, es a los ojos del marxismo y los partidos troskistas en la Argentina, un elemento carente de legitimidad de sus cimientos filosóficos y sus bases materiales. Es interesante, por lo tanto el fenómeno en el cual, jóvenes judíos en búsqueda de la auto-realización personal y un desarrollo ideológico-político, encuentran en estos grupos, junto a otros de índole similar mas de planteos ideológicos alternos, la materialización de una lucha por un mundo mejor, mas igualitario y justo.


  Este sentimiento de identificación con estos grupos, es una externalización y materialización de pensamiento y valores sobre los que han forjado su identidad. Sin embargo, esta adhesión requiere también una renuncia. Una renuncia a la identidad judía  comprendida en terminos nacionales, desvirtuando sus bases, y eligiendo conservar ciertos valores desconectandolos del contexto que les brinda la cosmovisión judía del mundo (la cual no es univoca, pero que se sostiene sobre determinados pilares, los cuales no voy a exponer en este articulo). Este proceso, marca la adopción de una “verdad” ilegitima, una “verdad” que violenta el desarrollo individual y la expresión personal de la identidad colectiva. Una “verdad” que suprime al sujeto que la abraza y lo transforma en un objeto de una idea superior.

  Nosotros, los judíos que decidimos terminar con 2000 años de dispersión, de falta de soberanía y de opresión bajo todos y cada uno de los imperios que han existido a lo largo de estos dos milenios, declaramos absolutamente ilegitima, inexistente y fracasada toda aquella ideología  cosmovisión o cultura que anula el derecho histórico  nacional, cultural y universal del pueblo judío a la autodeterminación. Estas ideas, son aquellas que por derecha, también pretenden atentar y violentar la dignidad judía  como lo han intentado hacer en el pasado, acusándola de los males de la sociedad occidental por representar en sus bases filosóficas y materiales todo lo opuesto a “la moral” y condenan al judío a desaparecer de entre las naciones del mundo.

Ambas escuelas ideológicas  a diferencia de lo que se cree, carecen del elemento fundamental para el desarrollo de las ideas: Un pensamiento crítico y libre. Es por eso que ambos grupos responden a dogmas, y sus planteos son fácilmente justificables y explicables a partir, siempre, de los esquemas de pensamiento y cosmovisión que ellas misma han construido para determinar al mundo.  Es decir, el mundo es lo que ellos ven, por los “anteojos” que usan para verlo.

  Estas ideas son, por lo tanto, ilegitimas, carentes de valor moral, histórico, científico y cultural. Su futuro esta junto al futuro de quienes han negado nuestro derechos y atentado contra nuestra dignidad. Así también, el futuro del sujeto judío que se suma a estas “luchas”, es el futuro de la autoexculsión y la perdida del factor hebreo en el mosaico identitario. Hoy, estas “verdades” aunque ilegitimas, son parte de una realidad que acucia la existencia judía en la diáspora. El gran debate que se abre entonces es como lograr enamorar a los judíos dispersos al futuro de nuestro pueblo y al proyecto de nuestra reunión y reconstrucción como unidad nacional, en la patria histórica. Abro el debate, pero planteo mi visión: La autodeterminación es la muestra práctica y completa de la realización de nuestra identidad, y es por lo tanto el arma mas dura y mas letal frente a las “verdades” ilegitimas, porque “Los pueblos que no conocen su pasado, su futuro es débil y deambula en la niebla” (Igal Alon).

  Les propongo un desafío  que es el de romper con la inercia de la historia de nuestra dispersión y re-interpretar en contexto nuestro presente, para decidir juntos reforzar el compromiso ideológico con la realización de nuestros objetivos nacionales, entendiendo que es la búsqueda identitaria y el pensamiento crítico los que quitaran las barreras que nos impiden reencontrarnos con nuestro origen colectivo y asi poder abrazarnos con nuestro futuro personal y nacional.
"Im tirtzu ein zo hagadá"
"אם תרצו אין זו הגדה"
Alan Hofman
Boguer Olé de Etz Jaim 

1 comentario:

  1. EL SIONISMO ES ANTE TODO UN MOVIMIENTO DE REVOLUCION NACIONAL.
    SEGUN MARK Y LENIN ESTO TIENE QUE ANTECEDER A LA DICTADURA PROLETARIA. EN BASE A ESTO SE PRODUJO EL EXITO DEL MOVIMIENTO SIONISTA Y POR ESO YA NO SOMOS UNA LEYENDA."ALU VEHATZLIJU'.
    NO IMPORTA LOQUE DIGAN LOS GOIM .IMPORTA LO Q LOS JUDIOS HAGAN. DAVID BEN GURION.JUDIO SIONISTA SOCIALISTA Q NO DEFORMABA LA DIALECTCA MARKISTA.JAZAK VEEMATZ

    ResponderEliminar

Antes de dejar tu comentario asegurate de poner tu nombre.

“אם תרצו אין זו הגדה”
“Im Tirtzu Ein Zo Hagada”
“Si lo deseas, no será una leyenda”
Theodor Herzl